• Goyo Armañanzas

Nos va a pillar organizados. Ideas para moverse por nuestro universo actual: ¡nuestra casa!

Actualizado: mar 25



Queridos compañeros:

Es un placer poder aportar un granito de arena que nos ayude a todos. De hecho, mi granito es una devolución procesada de lo que estos días estoy recibiendo. Y .... de todos los días anteriores en los que habito este planeta maravilloso. Muy condensado, claro. Espero que os de ideas y que sigáis la cadena.


Nos va a pillar organizados. Ideas para moverse por nuestro universo actual: ¡nuestra casa!


Como decía en el anterior post, nos ha cambiado la vida en una semana, nos ha cambiado el mundo, la visión de este, los códigos de comunicación con nuestro entorno, etc.

Nos han roto nuestras rutinas. En personas como yo, que, inspirados por la creatividad del psicodrama, por la aventura de explorar lo nuevo, la rutina tiene mala fama. Nos han puesto a ser creativos con los nuevos condicionantes de vida, aderezados con el riesgo de muerte y demás condimentos.

La rutina puede matar la creatividad, el crecimiento interno y hasta la vida, si es excesiva. La comunicación humana es una aventura y una fuerte rutina, la puede matar. Es lo peor del “estado de confort”.

¿Te aburres en conversaciones previsibles o tediosas con tus amigos?: has entrado en rutina, tienes que arriesgar y aventurarte.

Pues bien, la rutina también es muy importante y necesaria. Nos da seguridad, estabilidad y eficacia: lo mejor del “estado de confort”. Tenemos que construir nuevas rutinas.

MI AGENDA

Prográmate el día próximo.

Puedes utilizar un calendario, el móvil, etc. Teníamos una agenda en nuestra cabeza, hasta que nos la arrasó el virus.

Estate muy atento a poner hora de comienzo a cada actividad y al riesgo de postponer su inicio (el llamado “procrastinar”, ¡vaya palabro!)

Tu agenda puede incluir:

· Ejercicio físico. Somos, sobre todo, cuerpo. Ejercicios: simples, razonables y con metas para cada día, que sean alcanzables.

· Controles de temperatura y del estado de salud, limitados: máximo dos veces al día, si no hay indicios.

· Control de la entrada de noticias y de redes sociales.

No veo vídeos

El WhatsApp me ha estado rompiendo la agenda. Lo tengo bajo control: no rompo una actividad en la mitad, para abrirlo. No veo vídeos por el consumo de banda de internet que genera y por el consumo de mi tiempo que se lleva. El uso del tiempo debe de tener una buena proporción de un uso significativo del tiempo. Es absolutamente desmoralizante para mí, y para muchos. comprobar que he pasado el tiempo yendo y viniendo por la casa, como un lobo enjaulado, con un móvil y una pantalla de tele.

MI COMUNICACIÓN

Comunícate con más personas

¿Cuántos contactos tienes? Si tienes menos de cinco, estás en rojos: tienes que cambiar eso.

¿Cuántos contactos tienen las personas que conoces? Haz un repaso. Si hay alguien que no tienes claro que los tenga, cambia eso: llámale.

¿Cuántos contactos significativos tienes? Cuando digo significativos, me refiero a ésos a los que les puedes contar tu preocupación, y sientes como esta disminuye cuando lo haces. Ese “ya estoy mejor”, que me dije hace tres días tras hablar con un amigo. Supongo que has quitado en el recuento, a muchos de los que tienes en redes sociales. Y a muchos grupos. Debes tener al menos tres. Si no los tienes, arréglalo: llama y cuenta. De paso, seguramente habrás sumado para quien llames, un contacto significativo.

¿Eres de los que no cuenta nada?

Si eres de los que te cuentan todo y tú no cuentas, mira si llevas demasiada carga, aprende a parar al otro y a contar. Sienta muy bien. Es algo connatural en las profesiones “psy” (psicólogos, psiquiatras, terapeutas). No te dejes atrapar por ese rol y dale la vuelta.

“Ponte las gafas” de ver lo que otros están haciendo por ti y díselo a los que lo hacen.

Se agradecido. Dosis mínima recomendada: una vez al día. No hay riesgo de sobredosis.

Si no encuentras a quien, necesitas un tratamiento de urgencia.

LA SOBRECARGA DE LOS PROFESIONALES DE SALUD, FUERZAS DEL ORDEN Y DE LOS QUE TOMAN DECISIONES.

Hablando estos días con profesionales de urgencias, he refrescado mi memoria acerca de lo imperceptiblemente que nos entra la sobrecarga emocional, sin ser conscientes. A veces es vivido como un cansancio físico. Pero es mucho más. Me acuerdo de los congresos cargados de talleres vivenciales de los que me tengo que alejar por un momento. Recuerdo uno en el que me fui a ver, oír y oler, las olas del mar que se extendían por la playa cercana.

Aléjate a encontrarte a ti mismo

Aléjate de todo el barullo y acércate a tus sentidos:

-Mira. Yo miro las nubes que no son blancas. Descubre sus colores. Descubre el color de la sombra, descubre cómo se tiñe con el color cercano.

Ve los proyectiles generosos que te lanza la piel de la mandarina cuando la arrugas.

-Escucha. Hoy es un día para escuchar el silencio de la calle. El sonido de un coche como se acerca y aleja. Siempre me gustó sentir la paz de la ciudad en silencio. Escucha el encanto que tiene el sonido de la voz de los que tienes a tu lado, de la persona que amas.

-Canta. Acostumbrado a leer significados de lo hablado, has olvidado los instrumentos musicales que lo crean. Canta eso que tarareas por dentro para que otros te disfruten. Escucharán tu corazón, más que lo perfecto o imperfecto que seas en ello. Mientras te escribo, estoy tarareando: “Con te partiró” de Andea Bochelli.

Escucha el tenue rumor del gajo de mandarina al desprenderse.

-Huele. Es el momento de cocinar eso que te evoca a tu mamá. Cocinarlo para olerlo, para flotar en ese aroma que te llevará, como ninguna cosa lo hace, a esos momentos que son el combustible que gasta tu corazón. Huele lo que están haciendo para ti, con amor.

Huele: los proyectiles de la mandarina ya han hecho su efecto y estás envuelto en su aroma.

-Paladea, tras haber olido sin prisa, lo que has cocinado. La pasta que olía cociendo en el horno, por fin calló dentro. Y luego otra, mientras recuerdas el mismo recorrido que tuvo el bizcocho de la hornada anterior. Tranquilos, fue hace un día y metí mi gimnasia de por medio.

Siente como el gajo te regala su jugo por la boca.

- Toca. Toca la textura rugosa de la pasta que cambia y se pone untuosa, si dejas un rato la yema del dedo en el tropezón de chocolate.

Toca la rugosidad de la piel de la mandarina. Cargarás tus dedos con más aroma para olerlos después.

Acabo de coger ese escasísimo alcogel y estoy sintiendo su frescura al evaporarse. ¡Me queda muy poco! La volveré a sentir cuando me lave las manos.

Tu cuerpo te dirá si te has alejado del barullo y te has encontrado. Te sentirás más ligero, menos tenso.

¡ES PRIMAVERA!

Acércate a tu maceta, al árbol que tienes cerca, o ves en la calle desde la ventana. Si tienes suerte verás la explosión de enormes flores color vino del magnolio soulangeana. Tengo uno camino del trabajo, una lluvia de pétalos blancos y rosas lo rodean. Paso con ganas de llevarme unos cuantos. Por en otro camino, unos cerezos chinos que están a punto de explotar: les quedan tres días. Esos si, que montarán una alfombra de pétalos rosas. Me siento impresionado por lo imperturbable de su floración. Somos poca cosa para ellos. Una lección de humildad.

MIS ESPACIOS

Nuestro espacio se reestructura. Hay un ejercicio de caldeamiento en psicodrama que muchos conocemos: “represente en esta sala el mapa del mundo, mira donde está el lugar en que vives, vete allí como si este suelo fuera la superficie del mundo”.

Mi casa, un territorio con aduanas

Eso exactamente nos está pasando en nuestras casas. Estamos acostumbrados a poner distancia de los nuestros a lo largo del día, a encontrar ratos para nosotros. Los hogares son territorios con fronteras o aduanas, sobre todo si tenemos un adolescente. El significado de cada espacio de nuestro piso debe cambiar para resolver nuestras necesidades. Debemos poder estar solos, por más pequeño que sea nuestro lugar. Se trata de codificarlo, de poner algunas aduanas para generar la distancia que necesitamos.

Vamos posiblemente, a tener más problemas de convivencia. Concienciemos nuestras necesidades y démosles salida.

Tenemos también una ocasión especial para el encuentro con los nuestros, para darnos cuenta de que es lo importante.

LO IMPORTANTE

(Esto lo puedes rellenar tú, aunque en lo fundamental, creo que coincidiremos. No dejes de rellenarlo con la oportunidad que se nos está dando.)

Goyo Armañanzas.

(Con alucinaciones cenestésicas: como de bichitos por la piel)

Inscripciones abiertas Másters 2020-2021

Nuevo módulo on-line en todas nuestros másters.

 Videoconferencia - coloquio 

Gratuito: 27 de agosto y 3 de septiembre.

Formación para psicólogos y terapeutas en terapia de grupo y psicodrama. 

Psicoterapia individual y terapia de grupo.

GoGrupos​

PAMPLONA

(Terapia y Formación)

C/ Esquiroz 4, 1º B

31007 PAMPLONA (Navarra)

 

BARCELONA

(Formación)

C/ Portugal 2, planta 1, local 1-6

08304 MATARÓ (Barcelona)

  • Negro del icono de Instagram
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Black YouTube Icon