• Goyo Armañanzas

Nuestros ojos


Un post de nuestro compañero Jorge Brusca, de Argentina. Cuando de verdad queremos, no hay fronteras. Disfrutad del post que os dejo con esta cita.


“Yo me sacaré mis ojos, tú te sacarás los tuyos. Yo pondré los míos en la cuenca de los tuyos, y tú pondrás los tuyos en la cuenca de los míos. Y así tú me podrás ver con mis ojos y yo te podré ver con los tuyos”.

Jacob Levy Moreno.

Psicodramatista.



Nuestros ojos



Nicab


Viajando por países donde es habitual ver mujeres con atuendos que les cubren la totalidad de la cabeza excepto la franja de los ojos, cuando nos cruzamos con ellas, se produce un especial encuentro de ojos.

Al mirarlas podemos sentir cierto pudor, como si temiéramos que nuestra mirada fuera intensa, inquisidora, curiosa, insinuadora... Al mismo tiempo los ojos de ellas, siempre muy hermosos, arreglados, brillantes, quizás parecen molestos por nuestra mirada.


Mascarilla


En estos tiempos de pandemia, también ocurre esto en muchos países dónde la mayoría de mujeres y hombres usan, barbijos, tapabocas, máscaras y otros implementos que dejan los ojos recortados en un espacio reducido de la cara. Y al no tener la visión de la totalidad del rostro, ignoramos lo que nos dicen los gestos, la boca, las cejas, la frente. Como en un estante de una biblioteca donde se nota mucho el espacio del libro faltante.


Mirarnos mutuamente a los ojos nos produce un efecto de comunicación muy intenso como si a través de las pupilas llegáramos a profundidades de nuestro ser. Y al ocurrir esto entre desconocidos, al cruzarnos en la calle, la fantasía de un contacto no programado, produce el temor de ser invadido o invadir al otro.


El pudor es siempre una defensa contra deseos opuestos y temidos.


Vernos más


Sin embargo, este hecho trivial, el de mirarse a los ojos, consecuencia de una catástrofe de la vida civilizada, puede hacernos reflexionar sobre otras posibilidades de las relaciones humanas.


¿Qué pasaría si pudiéramos “vernos más”, conocernos más, tener menos miedo a los encuentros?


¿Si no fuera tan necesario ocultar nuestros deseos, nuestras ideas?


¿Si pudiéramos vernos, para entendernos, para ayudarnos?

Si pudiéramos vernos, para entendernos, para ayudarnos.

Moreno


El psiquíatra rumano Jacobo Levy Moreno (Bucarest, Rumania 1889-Beacon, Estados Unidos 1974), creador del Teoría y Técnica del Psicodrama, ya dijo que, si pudiéramos intercambiarnos los ojos con las otras personas, no habría guerras.


Sus técnicas terapéuticas ayudan a ponernos en el lugar del otro y al otro en el nuestro (roll-playing, espejo, intercambio de lugares etc.).


Al ponernos “en los zapatos del otro”, vemos sus puntos de vista, sus sentimientos, sus razonamientos y podemos entenderlo mucho mejor. El otro puede hacer lo mismo, y al ponerse en nuestro lugar, también entendernos mejor.


Un primer paso


En la evolución de las especies el desarrollo del sistema nervioso es un aspecto esencial.

Una mosca puede anticipar la presencia de una tela de araña, y así poder evitarla.

Un caballo puede esquivar una piedra en el camino y un león corriendo a una presa puede anticipar los zig zag de su carrera para atraparla.


Los humanos también podemos anticipar el efecto de nuestro discurso o accionar sobre otra persona, prever su respuesta y también nuestra reacción ante ella.


Este delicado y sutil proceso, producto de la vida social, el trabajo en común y el lenguaje, fue un logro en la evolución del género humano.


El comprender al otro, entender su pensamiento, nos hizo humanos.


Esa empatía, puede funcionar como un radar para evitar colisiones.


“No seas desubicado”, o “Ponéte en mi lugar”, o “No me tenés en cuenta”, son expresiones comunes, que reclaman la comprensión en un vínculo.


El intercambio de miradas puede ser un primer paso.


La vida moderna, especialmente en las grandes ciudades, nos aleja, nos apura, no facilita que nos miremos, ni a los ojos ni al resto de nuestras vidas.


La intimidad resulta peligrosa, y por lo tanto se pierde la condición que nos hizo humanos: la vida social, la solidaridad y el amor que regula los instintos.


Esta catástrofe que vivimos, la pandemia, más allá del aislamiento sanitario necesario para superarla, puede inspirarnos para recuperar la condición humana.


Mirarnos a los ojos nos ayudará a encontramos como humanos.


Lic. Jorge Miguel Brusca

Psicólogo y psicodramatista.

jorgebrusca@infovia.com.ar

2º Edición: Sensibilización en Psicodrama y Procesos Grupales

Curso online: 30 de enero de 2021.

Escenas de los Pueblos

Encuentro Internacional online gratuito.

Formación para psicólogos y terapeutas en terapia de grupo y psicodrama. 

Psicoterapia individual y terapia de grupo.

GoGrupos​

PAMPLONA

(Terapia y Formación)

C/ Esquiroz 4, 1º B

31007 PAMPLONA (Navarra)

 

BARCELONA

(Formación)

Carrer de Roger de Llúria, 46, Piso 1 puerta 2, 08009 BARCELONA

T. 948 27 63 01

636 94 93 85

¡Resolvemos tus dudas!

Puedes hacer click en el icono de whatsapp y te respondemos enseguida.

  • Negro del icono de Instagram
  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • LinkedIn - Círculo Negro
  • Black YouTube Icon