Psicología de la antropofagia

El accidente de los Andes: ¿por qué nos mueve?. Elementos psicológicos.

La nueva película "La sociedad de la nieve" nos ha conmovido. En 1972 un accidente de aviación enfrentó a varias personas a comer carne humana para sobrevivir. Ya en 1993, veintiún años después, la película “Viven” nos llevó a revivir la experiencia. Por segunda vez, cincuenta y dos años después del accidente, esta película lo vuelve a abordar. La película actual ha generado muchos "memes" y chistes en relación con este tema. ¿Qué podemos aprender de ello?.

Tengo la impresión de que gran parte del impacto mediático se debe al profundo impacto emocional que nos genera la ingestión de carne humana. ¿Hay alguna razón que haga que el tema se aborde colectivamente ahora? Abordaré primero el tema en el plano psicológico e histórico para apuntar al final alguna idea acerca del tema en lo colectivo actual.

Con motivo de otra circunstancia, el asunto evocó el interés de los medios y mío ya en 2004. En aquel momento la prensa nos sobrecogía con un caso en Alemania. Armin Meiwes mató e ingirió parte del cuerpo de Bernad-Juerguen, que lo aceptó voluntariamente. Armin mezcló ese acto con elementos de satisfacción sexual.

ALGUNOS ELEMENTOS HISTÓRICOS

El "Homo antecessor", cuyos huesos se han encontrado en la Gran Dolina de Atapuerca, era caníbal. Esto ocurrió hace 800.000 años.
Las tribus primitivas han practicado la antropofagia. Lo han hecho para mostrar el máximo respeto o desprecio, como muestra de amor o como expresión de odio. Estas prácticas eran realizadas en público y aceptadas socialmente. Los protagonistas del avión que se estrelló en los Andes practicaron esa forma de supervivencia que, no siendo aceptada socialmente, trataron de ocultar en un primer momento. En entrevistas recientes a tres de ellos, parece que actualmente lo aceptan.
Cuando los primitivos practicaban el canibalismo como respeto, solían ingerir parte de personas de su propio grupo o de su familia. Había un deseo de que el muerto, subsistiera, perviviera en ellos. En una tribu de Nueva Guinea practicaban tradicionalmente este tipo de rituales. Cuando un familiar moría ingerían una pequeña parte del difunto.
Según datos más actuales (2015), algunos sentían nauseas, otros simulaban comerlo y lo tiraban.
Los aborígenes australianos también comían parte del ser querido de forma ritual. Lo hacían sus parientes como una forma de permitir a su espíritu vivir en ellos.
Estos son casos de endocanibalismo benévolo con los seres queridos, por parte del propio grupo social.
No nos es extraño sentir que nuestro ser querido pervive dentro de nosotros de forma simbólica.
Otro tipo de antropofagia tradicional que podía ser aceptado socialmente en algunos casos era el exocanibalismo. Se ingería partes del cuerpo de personas no pertenecientes al propio grupo social. En estos casos la actitud solía ser de desprecio y de humillación hacia un enemigo.
Las Naciones Unidas acusaron a rebeldes de la República del Congo de practican antropofagia con sus enemigos. También de forzar a sus enemigos a comer partes de sus propios familiares. Los supervivientes del avión tuvieron sumo cuidado en que no se ingiriera a familiares y en borrar las pistas de la procedencia de la carne para quien la ingería.
Posiblemente porque lo asociaban con una agresión homicida hacia el ser querido. Es interesante ver como en la entrevista reciente a esos tres supervivientes, que eran los líderes del sistema que organizaron, se escandalizaban cuando, enterrados en el avión en una avalancha posterior, alguien se puso a ingerir a un fallecido directamente y en presencia de todos. Parece que el ritual establecido de trocear aparte por parte de los designados y aportar sólo pequeños trozos facilitaba el paso. En otro momento, para animar a los que no comían hicieron un pequeño fuego con la poca madera que había y tostaron la carne haciéndola más parecida a la carne que se ingiere habitualmente. Lograron que superaran el tabú. Durante la revolución china hubo una ola de canibalismo en la provincia de Guan Xi. Todo empezó cuando dos ahorcados fueron despedazados y comidos. De las 100.000 víctimas que hubo en la provincia, se calcula que se practicó canibalismo en más de 1.000 personas. Parece que había una historia cultural de canibalismo en la etnia más abundante en la provincia.
En este tipo de antropofagia vemos una expresión de odio. El cuerpo del enemigo sigue preso dentro y la victoria persiste. También se puede entender que pasa a ser heces del que lo ingiere. Otro de los significados tradicionales que se le daba es que el victorioso incorporaba las cualidades y el poder de la víctima. En muchos rituales de antropofagia tribal unido a la guerra, se comían el corazón del enemigo para cobrar su fuerza.

Frecuentemente se ha usado la acusación de antropofagia hacia otras culturas como una forma de afirmación de que la propia cultura era superior. Es posible que la prohibición de la antropofagia en nuestra cultura, y en la mayoría de estas, sea una extensión del mandamiento ético del "no matarás". La pena de muerte va perdiendo terreno en los diferentes países.

Goyo Armañanzas. Psiquiatra y escritor

0 0 votes
Article Rating

¿Qué te hace pensar?

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments
Extended Opportunity
Extended Opportunity
1 day ago

[Hot] AI Turns Any Photo, URL or Keyword into “Talking Head” Videos – https://ext-opp.com/AiTalkie



Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?